Dark Souls acampada

Campistas quedan atrapados tras jugar a Dark Souls

Se quedaron bebiendo estus en torno a la hoguera

Dark Souls acampada
Dramatización del colocón

Tras varios días de búsqueda, hoy, las autoridades de Arizona han conseguido localizar a un grupo de campistas desaparecidos. Los susodichos salieron de acampada por la zona del Gran Cañón y se denunció su desaparición al no regresar cuando estaba previsto. Mike Agau, uno de los campistas, ha explicado su experiencia.

No podríamos haberlo imaginado. No es nuestra primera acampada, desde luego. Pero sí la primera desde que, hace un par de semanas, un amigo nos prestara un juego llamado Dark Souls. Todo transcurrió con normalidad hasta llegada la noche, cuando empezó a llover. Sin pensarlo, nos refugiamos en una cueva cercana y nos adentramos en ella para evitar la humedad. Una vez allí, encendimos una pequeña hoguera para calentarnos y nos dispusimos a pasar la noche. Todo se torció a partir de ahí.

Fuimos incapaces de movernos de al lado de la hoguera, convencidos de que alejarnos era peligroso. Estábamos paranoicos, pensando que cualquier sombra era un peligro oculto. Ni siquiera por la mañana, tras amanecer, nos atrevimos. Creíamos que era una trampa. Tuvimos que dormir todos abrazados y Will, que se pasó toda la noche clavándome la linterna sin dejarme dormir, ahora se siente tan culpable que cada vez que le digo algo se sonroja y ni me mira.

Ha sido una experiencia horrible. Los psicólogos nos han dicho que Tom quizá no pueda volver a acampar, por el trauma causado. Todo es culpa del juego ese. Si no hubiera sido por él, nada de esto habría pasado y habríamos podido disfrutar de una gran noche de cerveza, comida y setas. Nos habría ido mejor si hubiesemos jugado a Final Fantasy XV. eso sí son acampadas de las de verdad, maldita sea. Nos estamos planteando reclamar una indemnización a la desarrolladora o distribuidora de Dark Souls.

Dejar una contestacion