El DLC de Zelda estaría listo desde Wind Waker

Download of the Content

Ayer se levantó la polémica cuando Nintendo anunció el lanzamiento del ‘Expansion Pass‘ de Zelda. Las redes llevan ardiendo desde entonces con el debate sobre si esto representa el paso de Nintendo al lado oscuro, el apocalipsis o la muerte de mil gatitos. Pero entre tanto debate una duda ha surgido con fuerza: ¿representan estos contenidos adicionales recortes en el juego base?

Por lo general, Nintendo es reacia a aclarar este tipo de cuestiones y no suele realizar comunicados para ofrecer explicaciones. Pero esta vez parece que saben que se juegan los cuartos y han decidido dar la cara. En el comunicado de prensa que ha recibido el primo de Albacete de un youtuber de cuyo nombre no quiero acordarme, podemos leer lo siguiente.

Lamentamos la situación que se ha generado entorno al anuncio de ayer sobre la nueva entrega de Zelda. Entendemos que es un paso muy arriesgado incluir DLC en la serie Zelda, pero confiamos en proporcionar una experiencia a la altura. Ninguno de los contenidos que incluye el Expansion Pass provienen de un recorte de Breath of the Wild.

En realidad, el DLC estaba ya listo desde Wind Waker. Las mazmorras eliminadas de la aventura fueron reconvertidas en contenido adicional en aquel entonces. Pero hasta que no acabamos no nos dimos cuenta de que no teníamos forma fácil de distribuirlo. Y para aquel entonces ya temíamos por las posibles reacciones de los seguidores. Sobre todo de los seguidores de otras marcas.

Zelda Link Scream
Imágenes de archivo cuando comunicaron a Link los recortes de Wind Waker.

Con esto, Nintendo da por zanjado el tema sobre el material recortado de Breath of the Wild. De todas formas, el debate por la conveniencia del anuncio o por la muerte de los gatitos sigue en pie. Muchos ven aquí un punto de inflexión y auguran el hundimiento de la Nintendo que todos conocemos.

Por el momento, yo ya he cancelado la reserva. La del restaurante nuevo. Que esta noche al final no puedo ir.

 

 

Dejar una contestacion