Papagame

El Vaticano está desarrollando un videojuego

Que tendrá distintos finales según nuestras acciones, pero las consecuencias no se quedarán en la ficción, dependiendo de nuestra forma de jugar podremos ir al cielo o al infierno en la vida real.

Poco se sabe sobre su argumento, pero sí que sabemos que el juego no tendrá género, será puro como los ángeles. Y es que El Vaticano ha tirado la casa por la ventana (aunque sólo figuradamente, no vaya a ser que con lo que tiren por la ventana vayan a poder comer millones de niños en el mundo) para crear este videojuego que les ayude a acercarse a los jóvenes.

¿Que pierdes miles de ecos de sangre en Bloodborne? Tampoco es para tanto. ¿Que te sales en la última curva de una carrera de una hora en Gran Turismo? No pasa nada. ¿Que te comes tu propia granada a las puertas del trono en Nuclear Throne? Pecata minuta. Lo que de verdad jode, lo que de verdad te hará lanzar el mando contra tu mascota es el hecho de jugarse la paz eterna.

Baticao
Perdón, quería buscar fotos del Baticano en google imágenes pero me he dejado la “n”.

Pues eso, que según lo hagamos durante nuestra aventura, nuestro nivel de karma nos sentenciará al cielo o al infierno definitivamente sin vuelta atrás y sin New Game + que pueda arreglar el desaguisado. Eso sí, tendremos la opción mediante macropagos de limpiar nuestra barra de karma negativo para poder volver a la senda del señor y cual sacramento de la confesión, hacer tábula rasa y tener barra libre para hacer el mal hasta el próximo macropago.

Dejar una contestacion