Estudio juegos digitales

Un estudio revela que los juegos digitales ocupan menos espacio

También cabría la posibilidad de que pesaran menos

El doctor Alberto Nlanube es un reputado investigador en digitología aplicada de la Universidad Técnica del Pisuerga (UTP). Lleva años haciendo todo tipo de trabajos en relación con los medios digitales. Ahora, su nuevo estudio ha concluido que los juegos en formato digital ocupan menos espacio físico que los juegos en medios más tradicionales.

Pisuerga juegos digitales
Una foto del Pisuerga a su paso por Valladolid. El rio no es digital.

El estudio parte de la investigación llevada a cabo con más de 1000 bibliotecas de juegos, tanto digitales como físicas. En él, se ha calculado la relación cantidad/espacio, en lo que han denominado el factor Bola-queso3. Al parecer, según el estudio, los juegos digitales tienden a no ocupar más espacio físico a medida que aumenta su cantidad. Estas conclusiones, declara NOMBRE, han sido sorprendentes.

Empezamos el estudio como curiosidad, buscando una solución definitiva al eterno debate entre físico y digital. Pero en cuanto comenzamos a llegar a los primeros resultados preliminares, no nos podíamos creer los datos. Mientras que cada juego de una colección física hace aumentar el espacio requerido para conservarla, en los juegos digitales esa norma se rompe. Los juegos no afectan al espacio que los contiene. Hemos hallado una paradoja para la que no tenemos explicación aún.

De hecho, en la UTP creen que este descubrimiento podría tener aplicaciones en otros campos, como el de la música o la archivística.

El descubrimiento del doctor Nlanube puede suponer un paso adelante en la tecnología de almacenaje. Si conseguimos ahora resolver el por qué ocurre este fenómeno, podríamos aplicar esos conocimientos para conseguir cosas increíbles. Se nos presenta ahora un reto al nivel de los mayores desafíos de la ciencia. Al nivel de qué ocurre en el interior de un agujero negro o a dónde van los calcetines que desaparecen en la lavadora.

Dejar una contestacion