Los e-sports de lucha podrían ser declarados ilegales

smashsex
Según las entidades más religiosas de distintas culturas, los e-sports de carácter hostiable pueden incitar a la homosexualidad entre personas del mismo género.

Con el EVO 2016 aún reciente (os recomendamos que le echéis un vistazo si os gustan los juegos de hostias), la comunidad religiosa ha puesto un ojo en esa competición de lucha y en todos los e-sports para determinar que los jugadores, y cito textualmente:

[los jugadores] son objeto de muchas miradas, tanto de adultos como, y más peligroso, de niños. Éstos últimos son fácilmente impresionables (¿Por qué sino estarían viendo a peñita jugando?) y pueden llevarse una idea equivocada sobre como debería ser la sexualidad: pura y casta hasta la sepultura. ¡Lo último que necesitamos son más infieles en nuestro mundo! Los videojuegos de lucha promueven el contacto físico directo entre luchadores que muchas veces son del mismo género, hecho que puede confundirse muy fácilmente con el coito. En su día ya nos quejamos al obispo por una posible ofensa de los protagonistas de Street Fighter. Nos llamaron locos pero el tiempo nos dio la razón.

A frungir!
A frungir!

Cuidado porque no sería la primera vez que las manifestaciones religiosas intentan interponerse en la vida cotidiana de los jugadores/espectadores. Aunque no llegó a nada, hace 20 años intentaron prohibir Super Mario Bros. Los devotos creían que ese inocente videojuego era en realidad una sátira a la fábula de Caín y Abel, donde éste es asesinado por su hermano mayor a causa de los celos.

Como vosotros, nadie veía relación entre estas dos obras de ficción, así que en nada se quedó, y suponemos que esta nueva trifulca se resolverá de la misma manera.

Dejar una contestacion