Pedro Sánchez presenta la PS.OE, una versión de la nueva PS 4.5

“Estamos entusiasmados con anunciar el pacto con Sony” Con estas palabra se arrancaba Pedro Sánchez al comienzo de la presentación de la PS.OE, un modelo de la nueva PlayStation 4.5 que Sony enseñará en el próximo E3 que tendrá lugar en Los Ángeles.  Parece ser que este nuevo modelo de la PS 4.5 el Partido Socialista pretende ganarse a los gamers que últimamente están dando bastante publicidad a Alberto Garzón, reconocido jugador y fan de la industria.

En mi equipo no somos muy fans de los juegos pero entendemos que es un sector en alza que debe ser atendido con sumo interés. Esperamos que este paso sea el primero de muchos para ganarnos la confianza tanto del sector como del público

El aparato no será, en principio, nada más que una edición especial de la consola, aunque según nos han comentado el hardware podría verse ligeramente modificado para adaptarse al gusto del consumidor socialista como la desaparición de elegir Venezuela como país en el que resides o poner el sistema en catalán o euskera (no han comentado nada sobre el gallego). Todo esto son rumores que no serán confirmados o desmentidos hasta después de la presentación oficial de 4.5 por parte de Sony.

 

Sánchez probando sustitutos del plasma.
Sánchez probando sustitutos del plasma.

Sin duda es un movimiento inteligente, a nadie se le escapa que Sony y PlayStation son los líderes del mercado en España y que una coalición con ellos puede darles un impulso de cara a las próximas elecciones que están a la vuelta de la esquina, aunque también puede crearles ciertas críticas por parte de la oposición Xboxer. Pedro Sánchez lo tiene claro.

No tenemos ningún problema en hablar con Microsoft, estamos realmente abiertos al diálogo. Si quieren algo con nosotros no tienen ningún problema para llamarnos, hablar y buscar un pacto. Sony estaría encantada, está en el centro de la industria

Donde sí marcó una línea roja fue con Nintendo.

Nintendo no quiere dialogar, quiere hacer las cosas a su manera y espera ganar sola, sin ayuda, no presta atención a cómo evoluciona el sector y lo que pide la gente. Viven en una ilusión en la que no encaja ni con la realidad ni con nuestro pensamiento. Nuestras puertas están cerradas mientras sigan con ese planteamiento que solo logrará destruir los videojuegos.

Por último Pedro Sánchez no quiso contestar a una pregunta clara de uno de los presentes sobre si los votantes recibirían una PS.OE, aunque si dejó una pista.

No tenemos nada más que añadir a la información de hoy pero, desde luego, mal no les vendrá a los españoles votarnos si aman a Sony.

Saldremos de dudas en unos días, la fiebre del E3 y de las elecciones está más alta que nunca.

Dejar una contestacion