Hámster con mando

Un estudio concluye que morder mandos no ayuda a ser más ‘gamer’

Desde la Universidad de Columbia en Vancouver, Canadá, nos llega un nuevo estudio de financiación tan curiosa como incierta que promete causar revuelo en la comunidad de jugadores de todo el mundo.

Dicho estudio asegura haber desmentido de forma irrevocable la relación directa entre el número de veces que alguien muerde un mando o su cable y la percepción que tiene la gente de su alrededor sobre su nivel de ‘gamer‘. El doctor Jack Eco Bro, líder del equipo de investigación que ha llevado a cabo las pruebas, ha convocado una rueda de prensa para dar a conocer las conclusiones a las que han llegado.

Chica gamer jugando a Street Fighter V
Chica gamer jugando a Street Fighter V

Al principio sólo teníamos una leve sospecha. Es decir, no poníamos en duda la capacidad para jugar de esa gente que aparece en todas esas fotos mordiendo mandos en diferentes posturas. Cualquiera puede ver cómo el mando parece ser una extensión de su cuerpo (o el de otro, en según que casos. No se si me entienden…). Pero pese a todo, en el fondo, algo no nos cuadraba, y decidimos ponernos a investigar.

No pensábamos llegar a esta conclusión, pero los datos no engañan. Sabemos que esto creará polémica, y pedimos cautela, puesto que se abre aquí una línea de investigación mucho más compleja de lo que nunca habríamos imaginado. Pero sí. Aquí y ahora podemos confirmar que no existe ninguna relación entre jugar a videojuegos y morder mandos.

La ACDC, la Asociación Contra los Dientes en Controladores, no ha desperdiciado la oportunidad de reivindicar la que lleva siendo su lucha durante los últimos años.

¡Ya era hora que alguien nos escuchara y nos diera la razón! Llevamos mucho tiempo denunciando los abusos que se cometen contra los mandos de consola. En nuestra asociación tenemos miles de víctimas con todo tipo de secuelas a raíz del abuso al que se han visto sometidas. Intentamos reubicar a los casos más graves, buscándoles un entorno seguro, libre de dentelladas, pero desgraciadamente no llegamos a todos.

Este último mes hemos tenido, por ejemplo, un DualShock3 al que le habían arrancado un stick. El pobre ya no puede seguir con su vida normal, aunque hemos conseguido ponerlo en lista de espera para una prótesis. Otro caso es el de un Pro Controller de Wiiu, que nos llegó con los canales para los tornillos destrozados por incisivos. Son casos horripilantes, pero que se dan cada día en nuestras casas.

Mando agredido
Último mando víctima de una agresión

Hay que intentar concienciar a los jugadores para evitar más desgracias. Denunciemos las dentelladas. No tiene razón de ser.

Por otro lado, el doctor Bro, finalmente, ha asegurado que no se detendrán aquí. “Llevaremos nuestros estudios más allá, en busca de las respuestas que nos faltan.” – declaró – “Por ahora, queremos estudiar la relación entre la madurez de un juego y los litros de sangre por metro cúbico que aparecen en pantalla. No quiero aventurarme, pero creo firmemente que la relación es menos estable de lo que creemos.

Dejar una contestacion