Sean Murray se pira al centro del universo

Viaje al centro de la jeta

Sean Murray, director de Hello Games y vendedor de humo en sus ratos libres, ha decidido abandonar el planeta.

No lo aguanto más, he aguantado la presión de los medios durante estos últimos años, los fans pidiendo información constante en los foros, hemos sufrido una inundación que destrozó todo nuestro progreso y hemos empezado de cero, amenazas de muerte tras el pequeño retraso y ahora este aluvión de críticas.

Juro que nunca he querido mentir. Es solo que me emociono demasiado al hablar de nuestro juego y a veces a uno se le escapan detalles del juego que solo están en su imaginación, o mostramos demos falsas, pero siempre sin querer.

A tomar por culo, me voy al centro del universo.

Tras esto, hemos hablado con el portavoz de la NASAIwan T. Bilif, después de que Murray les haya robado su último transbordador espacial y haya huido con él hacia las profundidades del espacio.

No entendemos cómo lo hizo. Se presentó aquí, dijo que venía a limpiar el carburador de turbopropulsión o alguna cosa así. ¡Eso ni siquiera existe! Pero nos miró con esos ojitos brillantes, esa sonrisa inocente y nerviosa y… pues le creímos y le dejamos pasar. A los 10 minutos el tío ya estaba en órbita.

Por su parte, el bueno de Sean tardó poco en volver. Y lo hizo muy indignado con su viaje.

No entres dócilmente en esa buena noche.
No entres dócilmente en esa buena noche.

Todo se fue al carajo en cuanto llegué al centro del universo. Unas 30 horas tardé. 30 horas de pura monotonía. Me da igual si esta nueva tecnología de la NASA desafía todas las leyes de la física o qué hostias. 30 horas repetitivas para llegar a tu objetivo es una mierda. ¡Encima los planetas giran! ¿Sabíais que los planetas giran? ¿Sí? Joder, esto se avisa.

Lo peor fue llegar al centro del universo y encontrarme al Goatse. Así a tamaño galáctico impone más. Soltó una ventosidad y me hizo volver a la Tierra en un momento. Eso es muy poco amable de su parte, ni un “hola” ni nada.

Y no creo que pueda volver a comer un donut en mi vida.

Dejar una contestacion